Cuestión de Fe


Algunos derechos reservados por janbear

Si escribo esto en el blog es única y exclusivamente porque no quiero hablar mas del tema:

Soy Cristiano Ortodoxo.

Así es, cuando la gente se entera salta al hilo preguntando huevadas del tipo ¿Y desde cuándo que erís ortodoxo? (sic) ¿Y porqué te cambiaste? (lejos la pregunta mas desagradable) ¿Y cuál es la diferencia con los católicos?

Aghghgghghg

Para un país como en el que vivo (Chile) es cual es oficialmente laico pero en la praxis es mayoritariamente “catholicum-chilensis

Me crié en un colegio de corte confesional (Instituto Alonso de Ercilla – Hermanos Maristas), y allí comprobé aquel dicho popular-underground que señala que “Los colegios católicos forman ateos“, vi cada alimaña con autoridad, cada atorrante con poder – del mismo tipo de empoderamiento que posee un guardia de banco a las 2 de la tarde – en aquel colegio que en esa época (no sé como estará ahora) con su ejemplo de vida se metían de canto en el medio del culo eso de ser “buen cristiano y virtuoso ciudadano”, es decir, nada mas lejano del ideal de Marcelino Champagnat.

Lo primero que hice al egresar del colegio fue meterme en una universidad ubicada en las antípodas del catolicismo (masónica), no me arrepiento en lo absoluto, allí aprendí que el mundo es muchísimo mas amplio que el que me presentaba mi tradicional entorno – si bien antes lo sabía pero no tenía la experiencia -. Fue una experiencia positiva.

Volviendo al tema, desde siempre me había llamado la atención la Ortodoxía; desde el colegio me llamaba la atención cuando te enseñaban de forma muy parcial eso lo del “cisma” del 1054 [el “malvado y pérfido” Patriarca Miguel I alzándose en contra del “bueno y santo” del Papa León IX, bullshit], a lo mejor venía de fábrica con esa sensibilidad (y si mi ascendencia genética es ruso-alemana es explicable).

Habían cosas del catolicismo romano que desde chico me hicieron “cortocircuito psico-espiritual” tales como: Celibato sacerdotal, la comunión sólo con hostia, la Inmaculada Concepción, el pecado original, entre muchas otras cosas. Casi todas esas inquietudes en la Santa Fe Ortodoxa me fueron respondidas con una coherencia demoledora.

Como bien me dijo una compañera judía de la Universidad:

En Chile, hay que tener los cojones bien puestos para tener y profesar un culto distinto al católico.

Soy Ortodoxo, y estoy en el lugar donde siempre he querido estar. Y eso es lo único que importa.

New Order – “True Faith

Advertisements

Comenta

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s