Zen-tado


Bodhidharma, woodblock print by Yoshitoshi, 1887.

Image via Wikipedia

Dentro de las cosas frikis que he hecho en mi vida hasta ahora ufff, eso da para un catálogo, de las mas bizarras ha sido por masacre meditar (o intentar hacerlo) en un dojo zen.

Sip, aqui en Santiago hay un dojo zen (y en Ñuñoa asi que no tuve que moverme mucho), asi que fui con mi  viejo y raído dobok (uniforme) de Hapkido (negro entero), total la primera sesión era gratis así que partí

Fue cuático, no estaba acostumbrado a cruzar las piernas en posición de loto sentado en un cojín mullido llamado zafu, asi que no pasó mucho rato en que las piernas se me acalambraron “en mala” puaj

Por un momento me miré fuera de mi y me pregunté ¿y que mierda hago aquí?, fue extraño, seguia con las piernas acalambradas, pero ahora dabamos vueltas con el resto de los ¿monjes? por la estrecha pieza pintada de blanco inundada de incienzo y recitando unos mantras extrañísimos

Extraño, pero digno de haberlo experimentado. Parafraseando al Discovery Channel

El mundo es asombroso, increíble, impactante, sorprendente, es…..

Es demasiado genial para quedarse en la comodidad de la casa. Es MI mundo y quiero sacarle el jugo. C’est la vie

Duran Duran – “Save a Prayer

Advertisements

Comenta

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s