My Mother, the Mermaid (인어공주)

Hay películas que llegan a darle rabia a uno, por lo miserables y amargos que son ciertos personajes, este es el caso de “Mi madre, la Sirenita”, película del año 2004 dirigida por Park Heung-sik (박흥식)

La historia parte contando las desventuras de la joven y para nada fea Na-young que tiene un padre (Jin-kook) enfermo y pusilánime, jubilado de correos y una madre (Yeon-soon) que trabaja de masajista en un sauna y que literalmente es una “vieja de mierda”

Con esa situación familiar Na-young lo único que quiere es darse una buen viaje al extranjero, pero justo antes de embarcarse su padre sale de casa sin previo aviso y sin paradero conocido, lo cual obliga a Na-young a ir en pos de su padre (porque a la decrépita veterana no le importa lo que le sucede y menos le importa ir a buscar a su consorte)

Una vez que llega a la ciudad natal de sus padres (donde intuye que podría estar), Na-young se sorprende al conocer a alguien que nunca esperaría, incluso en sus sueños… nada mas ni nada menos que con Yeon-soon (su propia madre) pero hecha toda una veinteañera, y precisamente en ese viaje Na-young llega a descubrir que Yeon-soon tiene un amor no correspondido por un cartero joven… que no es otro que su padre.

El final tienen que verlo ustedes.