El Santiago que se fue


Ok, este artículo no es muy original que digamos, lo reconozco, mas lo voy a redactar igual porque el otro día tuve un largo flashback noventero (e incluso ochentero) y quise aprovechar el envión para escribir. Lo admito, esta es una declaración jurada solemne de caída de carnet – estilo clavadista de Acapulco – desde la punta de la Torre Entel hasta abajo.

Errol’s

Era una cadena de videclubes – de la época de los VHS, se entiende -, que en su momento de gloria le hizo fiera competencia a la recién llegada Blockbuster (hasta que ésta compró a aquella). Tenía una estética en sus locales muy a lo Piet Mondrian, no se que hubiese pensado el pintor holandés si hubiese visto su obra en una cadena de videoclubs de un país tercermundista.

SPEC

La SPEC era una cadena de tiendas que vendían CD de música y chucherías para teenager; tenían posters del artista que se te antojaba, banderines de todos los equipos de basquetbol y beisbol gringos (made in USA). Recuerdo que tenía tiendas en el Apumanque  y en Huérfanos entre Estado y Ahumada (donde ahora está el Nuria).

Menciones honrosas rubro disquerías: Colt 70, Musimundo (que fue la continuadora de la SPEC), Fusión (estaba en el Drugstore), entre otras.

Chez-Henry

Tenía una abuela postiza – La Meche – que vivía en un departamentito en el Portal Fernández Concha (frente a la Plaza de Armas), a la cual – antes de venirse a vivir a mi casa y de allí radicarse en Quèbec donde falleció – pasaba a ver bien seguido a la salida del cole cuando estaba en la básica. Recuerdo que siempre íbamos a comprar comida al Chez-Henry a comprar algo para almorzar o para la once (según fuera la hora). Me impacto ver la carta de platos la primera vez que fui: Ahí me enteré que las ancas de rana era una delicia culinaria. Quebró hace tiempo.

Menciones honrosas rubro restaurant: Café Paula, Café Santos, entre otros.

Librería Zamorano y Caperán

Estaba en pleno centro de Santiago en Companía, entre el Apostolado Liturgico (tienda que vende ropa de curas y artículos religiosos) y la Librería Manantial. Tenía un aire de ser de otro tiempo, de otra época y de otro lugar. Era bastante cara para mi gusto. Eso sí, tenía la gracia que uno allí podía mandar a confeccionar su escudo de armas.

Menciones honrosas rubro librerías: Librería Colón, entre otras.

Marmentini Letelier

Era una cadena de supermercados que se caracterizaba porque en su imagen corporativa aparecía una especie de castor dientudo color anaranjado bastante simpático. Tenía locales en 11 de Septiembre con Manuel Montt (ahora hay un Lider Express allí), en toda la esquina de Plaza Egaña y en Vicuña Mackenna casi llegando a Quilín.

Menciones honrosas rubro supermercados: Almac, Agas, Cosmos, Economax, Las Brisas, Uriarte y Garmendia, entre otros.

Burger Inn

Fue uno de los primeros locales de fast-food chilensis con el relamido estilo gringo por todos conocido actualmente pero que en su momento fue una auténtica novedad. Sobretodo cuando la mina de la caja tomaba tu pedido y se asomaba al micrófono para señalar a los de la cocina “Hamburguesa grande y papas chicas” o algo por el estilo, y te llegaba el pedido con un pan de hamburguesa lleno de semillas de sésamo en su cubierta envueltas en papel, . Cuando llegó el Burger King con su Whopper, ahí supe lo que era hamburguesa “american style”.

Calvin Harris – “Acceptable in the ’80s

Advertisements

Comenta

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s