La enseñanza del Derecho


Algunos derechos reservados por blmurch

Cierto día de finales de primavera, el profesor de la cátedra de Derecho de la Seguridad Social, tal vez agobiado por el sofocante calor del sol que golpeaba inclemente hacia la estrecha y pequeña sala donde hacia clases a la hora del mediodía en pleno centro de Santiago, dice:

Antes de ver el caso hagamos una pequeña reflexión: Supongan ustedes que se pone una Universidad que dice, “nosotros vamos a dar la carrera de Ejecutante Futbolístico”, es decir vamos a dar el título de Licenciado en jugador de fútbol, entonces se establece la malla curricular de la carrera y se dice: los cursos del 1º año serán “Medidas reglamentarias de la cancha de fútbol“, “Introducción al Balón“, “Arquitectura del Arco de fútbol“; en 2ª “Esquemas tácticos I“, “Trampa del off-side“, “Cabezazo defensivo y ofensivo“, “Taller de penalties“, “Italiano intensivo I“; luego en 3º “Análisis arbitral“, “Periodismo futbolístico“, luego en 4º “Manejo de Camarín I“, “Negociación de premios” etc. Imagínense ustedes que han cursado todos los cursos de los 5 años de la carrera y finalmente el visionario rector de la universidad en una fastuosa ceremonia de gala firma orondo el título donde dice que a partir de ahora usted es Licenciado en fútbol, entonces desde ese momento ustedes pueden con su título tocar a la puerta de cualquier club de fútbol profesional chileno y decir con toda propiedad, yo tengo un título que certifica que soy un ejecutante, un licenciado en fútbol, así que contrátenme”.

Ustedes se reirán, dirían que eso es sumamente ridículo, pero sucede que yo he notado que de alguna manera se les prepara para ser abogados y están en realidad bastante alejado de lo que es ser abogado o funcionar como abogado, porque hasta ahora lo que se les entrega son solamente contenidos teóricos, mas bien son datos, y se desatiende bastante la importancia de la praxis, que es donde efectivamente se aprende.

Confucio decía: “Me lo contaron y lo olvidé, lo ví y lo entendí, lo hice y lo aprendí”

Luego, dió un sorbo a la botella de agua mineral que tenía a la mano, y prosiguió como si nada su clase.

Miguel Mateos – “Cuando seas grande

 

Advertisements

Comenta

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s