Victor Hugo Morales, los gauchos, los alemanes y el “nazismo”

El verdadero “nazi asqueroso”

Hace un tiempo, el relator Víctor Hugo Morales (sí, ese de Maradona en México ’86 y el “barrilete cósmico, de qué planeta viniste!!“) emitió duras críticas en contra de los jugadores de la selección de Alemania por el polémico cántico en el que trataron de “gauchos” a los trasandinos, diciendo que son “nazis asquerosos”.

Primeramente es bueno poner la pelota contra el piso y hablar claro. Las cargadas son parte del folclore del fútbol, las hace el vencedor y el derrotado muerde el polvo sin chistar. La vida es cíclica y el que fue vencido puede cobrarse revancha haciendo la respectiva cargada de vuelta. El cantito en cuestión es bastante insulso y bobo como para armar una polémica de morondanga.

Ahora bien, vamos al punto y lo verdaderamente preocupante y aquí es donde le emplazo: ¿Es ofensivo o denigrante ser llamado “gaucho”?

Si usted Sr. Morales en su comportamiento filosófico rioplatense se ofende de que le digan “gaucho”, es porque usted se siente muy “europeo” y seguramente siente vergüenza de haber nacido en este lado del mundo, y se le equipare con aquel noble personaje que habita en las pampas argentinas y uruguayas, como en la Patagonia Chilena y en Rio Grande do Sul, y hiciera universalmente inmortal José Hernández con “Martín Fierro”.

Si a usted le insulta ser gaucho es porque intelectual y espiritualmente se siente superior a todos aquellos que ven (y vemos) en el gaucho los genuinos valores de la gente del cono sur americano.

Con esto queda demostrado que el único “nazi asqueroso” acá es usted.

Elton Saldanha – “Eu sou do Sul

Advertisements

Algunas pistas para fabricar un discurso pro-aborto

Imposible dejar pasar este muy lúcido posteo.

Rebloguéese, Comuníquese, Publíquese

El Blog de Gerard in Sky

Cartel-reforma-ley-aborto-Irati_EDIIMA20140207_0077_1316036_noah_murio_por_aborto_natural__y_ahora_su_imagen_puede_salvar_miles_de_vidas_

1. Comience diciendo que lo importante de la cuestión del aborto es discutirlo todo con madurez, altura de miras y discernimiento. (Deje entrever que quien se opone al aborto no está cumpliendo con esta condición, y probablemente se trate de algún tarado, presa de tabúes ancestrales).

2. Añada que es importante “hacerse cargo” de la realidad del aborto. (Ingéniesela para que “hacerse cargo” sea sinónimo de “legalizar”).

3. Haga hincapié en que ud. considera que el aborto es algo malo y lamentable y que jamás abortaría (Pero al mismo tiempo, destaque que ud. , como persona democrática,  jamás le impondría este punto de vista a todos).

4. Haga saber que la posición pro-aborto es el estado de cosas en los países desarrollados, como Francia, Inglaterra o España. (Omita que el aborto también está legalizado en los países más pobres del mundo, como Etiopía, Burundi y Liberia)

5. Ataque siempre el…

View original post 283 more words

Beisbol

English: Baseball fans attending a Nicaraguan ...

English: Baseball fans attending a Nicaraguan Professional Baseball League game. (Photo credit: Wikipedia)

Domingo por la mañana en las canchas de baseball del Estadio Nacional es, literalmente hablando, estar en cualquier país del caribe, menos en Chile.

Y claro, el recinto que está detrás del Velódromo, recibe con unción cada fin de semana a los practicantes de este deporte (principalmente cubanos, venezolanos, dominicanos y uno que otro entusiasta “chilensis”) y el cambio de acento es notorio.

Ya no habrán mas canchas – van a hacer en todo el contorno un “Parque de los Deportes” (?)

Linda cosa, en nombre del deporte van a expulsar de su lugar habitual a otro deporte (minoritario, pero deporte al fin y al cabo), el Baseball se va de Ñuñoa. Una pena.

Sunday morning  at the baseball fields of the Estadio Nacional  it’s, literally, to be in any caribbean country except in Chile.

And, of course, the meadows behind the Velodrome welcomes the trainees and supporters (specially Cubans, Dominicans, Nicaraguans, Venezuelans and an occasional Chilean fan) of this “made-in-USA” sport.

No more baseball fields soon, the Sports government agency announced the demolition of the baseball main field terraces and will build in this place a “Sport Park” (!).

Ironic, in the name of the sport and the people’s wellness this guys will destroy a sport field

The Chilean way.

Bruce Springsteen – “Glory Days

Barrio Judicial San Miguel

Algunos derechos reservados por Horment

Una pregunta cuasi-existencial que me ha rondado desde hace rato:

¿Por que no hacen en San Miguel algún buen complejo arquitectónico – estilo Centro de Justicia de Santiago – que incluya a la Corte de Apelaciones, los 4 tribunales de Letras en lo Civil, los 2 juzgados de familia, los 2 juzgados del Trabajo, el de cobranza laboral y Previsional, el Conservador de Bienes Raíces, el Archivo Judicial, Notarías varias y demases?

Se haría un gran aporte a la ciudad y facilita la pega a todos los “operarios” y “usuarios” del sistema judicial.

Los Prisioneros – “San Miguel

Santiago y los trolebuses

Algunos derechos reservados por lu6fpj

Me dijeron cuando chico que, en tiempos preteritos, hubo trolebuses en Santiago (asi se ve por algunos cableados en Pedro de Valdivia*), pero la verdad que desde niño solo conocia los trolebuses de Valparaiso.

Eso fue hasta 1991, cuando (re)aparecieron por Santiago los trolebuses. Tenian un recorrido harto charcha mas bien testimonial, a saber: Plaza Chacabuco –> Av. Independencia –> Ismael Valdes Vergara –> San Antonio –> San Francisco –>Alonso de Ovalle –> Santa Rosa –> Mac Iver –> Cardenal Caro –> Independencia –> Plaza Chacabuco. Como decía, el recorrido de los troles era bastante inútil, en una primera epoca se iban bastante llenos (yo creo que fue por la novedad) pero poco a poco fueron perdiendo pasajeros.

Duraron hasta 1994, las malas lenguas dicen que su extincion se debe a la inmensa e inmunda presión del gremio autobusero de las micros amarillas.

Christianes – “Mirame solo una vez

*PD: Averigue y efectivamente hubo en la decada de 1950 una linea de trolebuses que pasaba por Pedro de Valdivia y que llegaba hasta… ¡Plaza Zañartu! y de allí daba la vuelta y se devolvia hacia Providencia