Santiago y los trolebuses

Algunos derechos reservados por lu6fpj

Me dijeron cuando chico que, en tiempos preteritos, hubo trolebuses en Santiago (asi se ve por algunos cableados en Pedro de Valdivia*), pero la verdad que desde niño solo conocia los trolebuses de Valparaiso.

Eso fue hasta 1991, cuando (re)aparecieron por Santiago los trolebuses. Tenian un recorrido harto charcha mas bien testimonial, a saber: Plaza Chacabuco –> Av. Independencia –> Ismael Valdes Vergara –> San Antonio –> San Francisco –>Alonso de Ovalle –> Santa Rosa –> Mac Iver –> Cardenal Caro –> Independencia –> Plaza Chacabuco. Como decía, el recorrido de los troles era bastante inútil, en una primera epoca se iban bastante llenos (yo creo que fue por la novedad) pero poco a poco fueron perdiendo pasajeros.

Duraron hasta 1994, las malas lenguas dicen que su extincion se debe a la inmensa e inmunda presión del gremio autobusero de las micros amarillas.

Christianes – “Mirame solo una vez

*PD: Averigue y efectivamente hubo en la decada de 1950 una linea de trolebuses que pasaba por Pedro de Valdivia y que llegaba hasta… ¡Plaza Zañartu! y de allí daba la vuelta y se devolvia hacia Providencia

Advertisements

El FASat-Alfa

Hoy se cumplen 16 años del mayor fiasco tecnológico en la Historia de Chile: el lanzamiento del infame FASat-Alfa, el primer satélite espacial chilensis.

General (R) Ramón Vega

Contextualizo: Corría el año 1995 y regentaba en la angostísima República de Chile S.E Eduardo Frei II y en la Comandancia en Jefe de la Fuerza Aérea de Chile (FACH) estaba al mando el General de Aire Ramón Vega (que después sería “senador designado institucional” y que al tiempo después se haría tristemente célebre por estar implicado en el escándalo de los aviones Mirage Elkan de origen belga), por iniciativa e impulso de éste y con el patrocinio de aquél se crea con bombos y platillos la “Agencia Chilena del Espacio” (ACE), el cual comienza sus operaciones con el “Programa FASAT” que consistía en posicionar a Chile como líder latinoamericano en tecnología espacial poniendo en órbita un satélite experimental.

En una primera etapa el satélite serviría para monitorear la capa de ozono en el territorio nacional.

El armatoste cósmico de 36 × 36 cm de base, 70 cm de altura y 50 kg de peso, fue contruido en un Joint venture entre la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), el  Programa de Desarrollo Espacial de la FACH y la empresa británica Surrey Satellite Technology Ltd (SSTL).

El 31 de agosto de 1995 se produce – desde el Cosmódromo de Plesetsk (ubicado a 200 km al sur del puerto ártico de Arkhangelsk en Rusia) y tras dos intento de despegue – el lanzamiento de nuestro satélite pero ¿adivinen? hubo una falla en  los pernos explosivos tipo gulillotina que no se cortaron lo cual no permitió que el FASat-Alfa se separara de su satélite madre, el ucraniano SICH-1, quedando pegados en una órbita polar a una altura de 650 kilómetros.

Actualmente el Sich-1 esta inoperativo, pero continúa girando alrededor de la Tierra con el FASat-Alfa adosado a él, en calidad de basura espacial.

Finalmente se determinó – por una comisión investigadora entre la FACH, la empresa británica SSTL y la ucraniana Yuzhnoye – que el condoro fue culpa de la SSTL por lo cual se cobraron los seguros comprometidos con los cuales se financió la construcción del FASat-Bravo, el heredero del alfa era virtualmente idéntico a su antecesor y fue lanzado con éxito el 10 de julio de 1998, operó satisfactoriamente hasta que…. a los 3 años de operación por un desperfecto dejaron de funcionar las baterías.

¿Y porqué “Bravo” en vez de “Beta“? Por que es la letra siguiente a “Alfa” en el alfabeto fonético aeronáutico internacional.

Tasmin Archer – “Sleeping Satellite

Guerra de goles

Los de Abajo receiving Universidad de Chile

Image via Wikipedia

Hay partidos de fútbol que llegan a ser la máxima expresión del deporte del balompié normado allá en la Inglaterra del S XIX. Encuentros entretenidos, electrizantes, con soberbias atajadas, tiros desperdiciados, disputados con mucha pasión y con demasiada adrenalina y dramatismo.

En fin, bregas futbolísticas de alta calidad que merecen con creces el apelativo de “PARTIDAZOS”.

Hoy se cumplen 22 años del día en que – según la prensa especializada y varios amigos y conocidos futboleros – se jugó “el mejor partido del fútbol chileno“, el match que disputaron en el Estadio Nacional la Universidad de Chile y O’Higgins de Rancagua. en el que los azules le ganaron a los celestes (que esa vez vistieron de amarillo) por 5 goles contra 4.

Y ése “partidazo” tuve el honor de verlo en vivo y en directo.

Leonardo Rodríguez

Fue un día viernes y ese día estaba de cumpleaños mi tata (QEPD), hacía un frío de los mil diablos típico del gris invierno santiaguino, no había mucho dinero por lo que hasta último minuto no sabía si podía ir al estadio, en una época en que era demasiado habitual mi presencia en el coloso de Ñuñoa, ubicándome preferentemente en la galería que está pegada a la Andes, que a mi gusto tiene la mejor perspectiva de la cancha.

La U (que el año anterior estuvo a 5 minutos de ser campeón) entrenada por Cesar Vaccia, llevaba una respetable cantidad cantidad de partidos invicta. O’Higgins por su parte era un equipo duro, los huasos eran de buen trato de balón y les “hacian partido” a los equipos capitalinos.

Ganó la U al mejor estilo de la U, sufriendo hasta el último minuto (literalmente hablando), con un doblete del recordado Leo Rodríguez y un hat-trick del olvidado Emiliano Rey.

Recuerdo eso sí un golazo de Mario “Oso” Núñez (de O’Higgins), una volea en velocidad precisa, letal, un gol de gran factura que uno ve con mas frecuencia en ligas europeas que en paupérrimo campeonato local.

Si todos los partidos de nuestro campeonato fueran como aquel encuentro, el futbol chileno sería de clase mundial.

El Mio Cid

Algunos derechos reservados por Aaron Landry

Radio Canal 95, es una emisora que transmite desde Antofagasta y su cobertura territorial comprende esencialmente el llamado “norte grande” de Chile. El punto es que, por un misterio de la vida, un verano la podía escuchar con muy buena calidad de señal la radio desde Salsipuedes (comuna de Malloa – VI región) en plena zona central del país.

Y recuerdo en especial un programa que pasaban por la noche – era de noche creo que era de 22 a 24 horas – llamado “El Mio Cid“, conducido por un tal Christian Diaz de Vivar (ignoro si es su nombre real o su pseudonimo) el punto es que pasaban mayoritariamente clasicos rockeros aderezados con poemas recitados por el locutor y condimentado con las traducciones de las letras de las canciones que programaban al aire… NOTABLE

Debe haber sido uno de los mejores programas de radio que he escuchado en mi vida.

The Smiths – “There is a Light That Never Goes Out” (Mikel Erentxun tiene un cover bastante decente de ésta)

PD: Supe al final que el programa lo cortaron a fines del 2002 😦

Rock & Pop

Algunos derechos reservados por cogdogblog

Es virtualmente imposible haber sido teenager en Santiago en la década de los 90 y declararse absolutamente indiferente al fenómeno que significó Rock & Pop (en adelante R&P).

94.1: Suena fuerte

Exterior del locutorio de la Radio Rock and Po...

Image via Wikipedia

La radio apareció a fines de 1992 como la “radio juvenil” de los dueños de la Cooperativa. A mi gusto, en el momento preciso, ya que aglutinó a una generación que (radialmente hablando) se andaba dando vueltas por la Futuro, la Tiempo y la Carolina, ninguna de ellas individualmente considerada era capaz de interpretar a esta generación, mas cosmopolita y menos castrada expresivamente que la anterior.

La casona de Antonio Bellet 223 (donde estaban los estudios de la R&P junto con los de la Cooperativa), se convirtió en cierta medida en un lugar de peregrinación para muchos – como con suerte había internet, uno iba a buscar la programación del mes – .

Recuerdo que las transmisiones empezaban a las 6:30 con el canto de un gallo y luego venía “La Grúa” con la Claudia Conserva y después con Pablo Aransáez, otro buen programa era “La alcantarilla gaseosa” con el Rolo Ramos (ahí conocí bandas como Therapy), “Sin restricción” con la Karin Yanine entre otros.

Era un devoto radioescucha hasta mediados del 96 aprox. por dos razones; porque a mi gusto la R&P comenzó a echarse a perder y por otra parte irrumpió en el dial la radio de la UC que después sería la inolvidable M1 Music One.

La revista

Estuve suscrito a la revista R&P varios años desde sus inicios (el primer número fue de junio del 94), cuando las páginas eran de hoja de diario, después cuando pasó al papel couché, no la renové; bien hecho, al tiempo la revista se fue al carajo. Recuerdo que Fuguet tenía una columna bastante buena (hubo 2 de gran calidad: una respecto a la cultura suburbana y una al vivir como en vacaciones), había una sección llamada “El futuro de Chile ¿Dónde está?” donde se iba a regiones a ver cómo estaba la escena local.

La revista era una versión chilensis de la Rolling Stone y de la francesa Les Inrockuptibles, fue buena mientras duró.

Canal 2: Está en la tuya

Previo al 16 de agosto del 95 (fecha de inicio de trasmisiones) hubo mucha publicidad en la radio y en la revista de lo que se venía así que la expectativa era bastante alta.

Pero hacer televisión era bien distinto que hacer radio o editar una revista “otra cosa es con guitarra” habŕia dicho mi difunta abuela; la escenografía bastante precaria, hecha literalmente con el vuelto del pan, ejemplo de ello era “El Comprahuevos” – un programa de concursos conducido por el Rumpy una especie de “extra jóvenes” sin presupuesto -, “Tu la llevai” – el programa de pedido de videoclips a cargo del entonces chascón José Miguel Villouta – o el gran programa de culto “Maldita Sea”. A la larga la frescura y el contenido de la programación salida de Chucre Manzur 15 (“Dínamo”, “Plan Z”, “Grado 28”, “Gato x Liebre”, etc) hacía que uno obviara hasta con humor los inumerables ripios técnicos del canal.

Recuerdo que pasaban muchas películas de Elvis los fines de semana y había un programa que pasaban puro cine-arte (entre otras la trilogía blue, blanc y rouge de Krzysztof Kielowski) y también pasaron The Wall completa, daban una serial brasilera (que pasó sin pena ni gloria) bastante interesante – por decirlo de alguna manera – llamada “Confesiones de Adolescente”, otra serial piola era la argentina “Poliladrón”. En la última etapa habian programas notables tales como “Factor Humano” el legendario “Plaza Italia” (había una seccion re chistosa llamada la carrera por el sillón leseando con la presidencial del 99), “La hora azul” (que tenía como música de presentación “Amigo del alma” de Attaque 77) entre otros.

¿El legado del Canal R&P? Haber “chasconeado” una televisión chilena bastante rancia y acartonada que funcionaba esencialmente con los mismos códigos, rutinas y formas de la televisión de los ochenta y haber servido de “semillero” de muchos rostros que actualmente campean en la animación, en la conducción o en los departamentos de prensa de distintos canales.

La Rock & Pop mas que una radio, un canal fallido de TV o una revista; fue sobre todas las cosas un concepto, una forma de ver las cosas y la constatación de que los 90′ eran muy distintos a los 80′.

Weezer – “Buddy Holly