La fiesta de la Ñ

Hoy se celebra en todo el mundo el día del idioma español.

La “Lengua de Cervantes” es hablada en la actualidad por mas de 450 millones de personas en todo el mundo, en los cinco continentes, idioma oficial de la ONU, de la OEA, de la Unión Europea, de la Unión Africana, de la Comunidad del Caribe, etc.

Es es la lengua más hablada del mundo por el número de personas que la tienen como lengua materna, después del chino mandarín; el segundo idioma más estudiado en el mundo tras el inglés y la tercera lengua más usada en Internet (8,2% del total); y haciendo una proyección se espera que para el 2050 lo hable el 10% de la población mundial.

Es mi idioma vernáculo pero no me agrada mucho.

Personalmente haría una reforma profunda a nuestro idioma, en cierta medida retomaría mucho de la muy lúcida “Gramática de la lengua castellana destinada al uso de los americanos” del aún mas preclaro Andrés Bello: Escribir como suena.

Es decir: cambiaría la “Y” por la “I” en las conjunciones (ej: ese gato es blanco i negro), la “G” por la “J” cuando aquella suena como ésta (ej: Injeniería, Jeneral), suprimiría las “H” cuando éstas no tuvieren sonido alguno y sólo están por un asunto meramente etimológico (ej: Istoria, Elado), etc, etc. Incluso crearía letras para asignar a sonidos específicos (ej: tendría una letra como la “Ш” rusa o la “Ş” rumana para el sonido “sh”, algo como la “Ţ” rumana para el sonido “ts” – como el de “pizza” italiana- o algo como la “Ч ” rusa para el “ch”), entre otras.

Una de las grandes creaciones del español o castellano es la Ñ, una letra maravillosa que no tiene parangón en otros idiomas, que reemplaza ese sonido con una “gn” en el francés y en el italiano (ej: Espagne, Spagna respectivamente) o una “nh” en el portugués  (ej: Espanha).

Cuando un idioma deja su función primordial de ser funcional a la comunicación y comienza mas a enclaustrarse en sí mismo, se convierte en algo extraño, distante. Y así es muy fácil faltarle el respeto.

Después no nos quejemos.

Naчa Pop – “Luчa de Jigantes” (léase: Nacha Pop – “Lucha de Gigantes“)

Advertisements

Sandro

Sandro de América.
Image via Wikipedia

No es la forma mas idónea de escribir el primer artículo de La Metrósfera del 2010, pero por la trascendencia de la noticia lo amerita largamente.

Falleció en el Hospital Italiano de Mendoza a causa de un shock séptico  el señor Roberto Sanchez Ocampo, conocido universalmente por su nombre artíctico como Sandro de América.

Mis respetos para un GRANDE de la música de este lado del mundo, nuestro “Elvis” latinoamericano; todo un grande, uno de los fundadores del Rock en español fue el primer latino en presentarse en el Madison Square Garden en Nueva York (y ésa no lo hace cualquiera).

La música de Sandro forma parte de mi niñez en la memoria musical de Radio AM (“Tengo“, “Una muchacha y una guitarra“, “Dame fuego“, “Rosa rosa“), de las películas del “Muchacho”, donde aparecía Walter Kliche y ya era un veterano canoso. Creo  honestamente – a riesgo de pasar por blasfemo – que en Argentina sólo Gardel supera en fervor y devoción popular al “Gitano” de Banfield.

Descansa en paz

Sandro – “Dame fuego

Reblog this post [with Zemanta]

PSN: Pasión por el Deporte

Recuerdo que por los albores del presente milenio – para ese entonces ya contaba en la casa con televisión por cable, gran cosa – apareció un canal de deportes llamado Panamerican Sport Network, más conocido como PSN, me gustaba bastante ese canal – señal básica y señal premium -, tenía una estética bastante refinada comparado con los otros canales del rubro en esa época (era genial la presentación televisiva de la Libertadores).

Ese canal, si la memoria no me falla, transmitía en exclusiva (señal premium) las Eliminatorias  Mundialistas para Corea-Japón 2002, la Copa Libertadores de América, la Copa Intercontinental, la Copa Mercosur,  la Copa Merconorte, la Superliga Portuguesa y el Championnat de France (hoy llamada Ligue 1) incluso Eliseo Salazar tuvo un programa llamado “Technomundo” en que comentaba las nuevas tendencias de la industria automotriz drive testing incluido.

Además estaba la serie de reportajes llamada “Sangre Sudor y Lágrimas” hecha por la productora APLAPLAC, que mostraba el lado freak del fútbol, memorables los capítulos dedicados a la hinchada de Racing Club, el capítulo dedicado a la fanaticada de Rosario Central y la conmemoración cuasi-sagrada de la palomita de Aldo Poy y el dedicado al “record” paraguayo del partido que terminó 42 a 0 (o algo así).

Lo bueno de PSN era que las transmisiones de los partidos internacionales se encargaban periodistas de cada pais (en Chile era Fernando Solabarrieta), ojalá Fox Sports hiciera lo mismo.

Pero PSN llegó a su fin (razones son muchas y no me interesa comentarlas ahora), fue como una estrella fugaz en el universo de los rayos catódicos satelitales y por cable. Una lástima.