La enseñanza del Derecho

Algunos derechos reservados por blmurch

Cierto día de finales de primavera, el profesor de la cátedra de Derecho de la Seguridad Social, tal vez agobiado por el sofocante calor del sol que golpeaba inclemente hacia la estrecha y pequeña sala donde hacia clases a la hora del mediodía en pleno centro de Santiago, dice:

Antes de ver el caso hagamos una pequeña reflexión: Supongan ustedes que se pone una Universidad que dice, “nosotros vamos a dar la carrera de Ejecutante Futbolístico”, es decir vamos a dar el título de Licenciado en jugador de fútbol, entonces se establece la malla curricular de la carrera y se dice: los cursos del 1º año serán “Medidas reglamentarias de la cancha de fútbol“, “Introducción al Balón“, “Arquitectura del Arco de fútbol“; en 2ª “Esquemas tácticos I“, “Trampa del off-side“, “Cabezazo defensivo y ofensivo“, “Taller de penalties“, “Italiano intensivo I“; luego en 3º “Análisis arbitral“, “Periodismo futbolístico“, luego en 4º “Manejo de Camarín I“, “Negociación de premios” etc. Imagínense ustedes que han cursado todos los cursos de los 5 años de la carrera y finalmente el visionario rector de la universidad en una fastuosa ceremonia de gala firma orondo el título donde dice que a partir de ahora usted es Licenciado en fútbol, entonces desde ese momento ustedes pueden con su título tocar a la puerta de cualquier club de fútbol profesional chileno y decir con toda propiedad, yo tengo un título que certifica que soy un ejecutante, un licenciado en fútbol, así que contrátenme”.

Ustedes se reirán, dirían que eso es sumamente ridículo, pero sucede que yo he notado que de alguna manera se les prepara para ser abogados y están en realidad bastante alejado de lo que es ser abogado o funcionar como abogado, porque hasta ahora lo que se les entrega son solamente contenidos teóricos, mas bien son datos, y se desatiende bastante la importancia de la praxis, que es donde efectivamente se aprende.

Confucio decía: “Me lo contaron y lo olvidé, lo ví y lo entendí, lo hice y lo aprendí”

Luego, dió un sorbo a la botella de agua mineral que tenía a la mano, y prosiguió como si nada su clase.

Miguel Mateos – “Cuando seas grande

 

Advertisements

Campus Rengo

Logotipo de la Universidad de Valparaíso, Chil...

Image via Wikipedia

Que una universidad privada haga “apuestas académicas” y al poco tiempo se dé cuenta que las cuentas no eran alegres, que cosa falló y que comience sin asco el cierre carreras y sedes es  francamente deleznable, puesto que juegan con el futuro profesional de muchos estudiantes y la esperanza de sus respectivas familias. Como hay cada mentecato, sátrapa, chanta, pelotudo, déspota y paquete, en fin, “bandidos de birrete” regentando cada plantel universitario privado ésto, a la postre, lo hace una circunstancia casi esperable. Pero de ahí que esta misma gracia la haga una universidad estatal no tiene nombre.

Rengo

Esta es la triste historia de cómo una pequeña ciudad de la VI Región fue por un instante sede de campus de una universidad pública.

Rengo (para los que no saben) es una pequeña ciudad de la VI Región de O’higgins que no tiene mas de 70.000 habitantes, situada a 570 m.s.n.m. entre Rancagua y San Fernando, fundada como “Aldea de Río Claro” por el Marqués de Cañada Hermosa Gobernador de Chile don Tomás Marín González de Poveda. Es básicamente una ciudad agrícola.

Rectoría de la UV

La Universidad de Valparaíso (casa de estudios que nació como la “Sede Valparaíso” de la Universidad de Chile y que actualmente forma parte del Consejo de Rectores de Universidades Chilenas y al Consorcio de Universidades Estatales de Chile) en un plan de expansión institucional encabezado por el nefasto rector Juan Riquelme Zucchet, decidió abrir en el año 2004 nuevas sedes fuera de la ciudad Patrimonio de la Humanidad y las ciudades elegidas para este “plan de conquista expansión” fueron Santiago, San Felipe, Quillota, Los Andes, Aysén, Melipilla y Rengo.

Cronología de un desastre

¿Y que pasó acá? El Gobierno Regional de la VI Región en el año 2003 llamó a licitación para la instalación de una universidad del consejo de rectores en dichas tierras huasas y la UV se engrupió persuadió al Gobierno Regional de O’Higgins de que su proyecto institucional – apelando a su al verso de la tradición, la excelencia y el prestigio – era por lejos el mejor para la región.

Entonces la entusiasmadísima intendencia (que desde hace bastantes décadas esta desvelada con el sueño de la  Educación Terciaria “la universidad regional”, idealmente pública) adjudicó la licitación a la UV y se puso “manos a la obra” de inmediato.

La sede "temporal"

La sede de la UV se ubicaba provisionalmente en la frondosa y señorial Avenida Bisquertt 383, una “casa esquina” de ladrillo bastante fea, pintada color celeste (era una escuelita básica) a 3 cuadras de la estación de FF.CC y Metrotrén de Rengo y a una de las oficinas de la viña Misiones de Rengo.

En el mentado Campus Rengo se impartían las carreras de Diseño (diurno); Administración Pública (Diurno-Vespertino) y Administración de Negocios Internacionales.

Carreras bastante “tradicionales”, “de oficina” (y cuasi-saturadas) para una región eminentemente agrícola y minera que – supongo yo – requiere de carreras mas de trabajo en terreno del tipo Agroturismo, Agronegocios, Ingenierías en Prevención de Riesgos, en Minas, en Alimentación, Electrónica, Geología, Agronomía, Enología.

La carrera de Diseño se impartía con 18 alumnos matriculados y en toda la sede no estudiaban mas de 200.

El "Elefante blanco" del Campus Rengo.

Dije “Provisionalmente” porque para albergar con toda la pompa y solemnidad necesaria se estaba construyendo en el sector de “El Chapetón” – un potrero de 13 hectáreas cercano a la autopista 5 sur y a 3.5 kilómetros del “cruce de Rengo”, un lugar “in the middle of nowhere” entre Rengo y Pelequén – el Campus Rengo.

Tenía el nombre muy bien puesto porque estaba ubicado literalmente en pleno campo.

El Campus consta de tres cuerpos de edificios de  3,2 y 1 piso en hormigón armado mas un Auditorio en estructura metálica, que incluyen salas de clases y Laboratorio. Fue  construido por la empresa SERINCO LTDA y la gracia tuvo un costo aproximado total de $5.000 millones de pesos de los cuales  $1.500 millones provenían del Gobierno Regional directamente del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR), dineros que debían ser devueltos en 30 de mayo y 30 de julio de 2008, compromiso que la casa de estudios de la cruz del sur no cumplió.

El rector caído en desgracia

Cuento corto, la UV quedo sumida en un hoyo financiero de proporciones y no pudo seguir financiando el “Proyecto Rengo” en El Chapetón y como los contratos ya estaban firmados y la obra en marcha, tuvo que financiar el Gobierno Regional.

En octubre de 2007 y en medio de un quilombo de la puta madre un ambiente académico y estudiantil bastante convulsionado producto de las conocidas y deshonrosas “irregularidades administrativas”, Juan Riquelme Zucchet abandona la rectoría de la Universidad de Valparaíso.

Asume como rector Aldo Valle, ex decano la Facultad de Derecho, con la misión de parar el quilombo “ordenar la casa” y una de las medidas que toma, a fin de rescatar a la universidad de la bancarrota institucional y desentenderse de todo aquello que oliese a la gestión del anterior rector, es el cierre definitivo e indeclinable del Campus Rengo.

“Pedimos excusas por los errores cometidos por otros, que irresponsablemente impulsaron un proyecto inviable, quienes estuvieron en el origen de este proyecto en la Universidad les faltó realismo y responsabilidad en la evaluación de lo que significaba sacar adelante un proyecto con formación de pregrado en Rengo. Nuestro norte es la transparencia y la responsabilidad, por eso, hemos actuado de frente y estamos tomando las decisiones necesarias para que la UV vuelva a ser reconocida como una institución seria y responsable. Para la Universidad hay una frustración institucional por cierto, pero las instituciones deben mirar con objetividad, realismo y con responsabilidad. Hemos iniciado ese camino y no hay vuelta atrás, el cierre de la Sede de Rengo, aunque doloroso era una cuestión de responsabilidad institucional ineludible”.

Al final la escuelita que hacía las veces de sede “transitoria” fue la fugaz sede definitiva y el edificio nuevo nunca se utilizó. Mas el destino de los estudiantes renguinos también estaba sellado:

“El plan de cierre culminó exitosamente con el traslado de todos los estudiantes del Campus a la sede central de Valparaíso y a la sede de Santiago, donde podrán terminar sus carreras con los mismos servicios con que cuenta el resto del alumnado de esta institución”

El punto es que, salvo  San Felipe, todas demás las “sedes regionales” de la Universidad de Valparaíso fueron cerrando sus puertas. La Sede Santiago (que entre otras cosas ocupó en arriendo la histórica sede de la Unión Española en calle Carmen) merece un posteo aparte.

El futuro de El Chapetón

En el año 2009 con la firma de un acuerdo extrajudicial, el Gobierno Regional queda como dueño absoluto del terreno y de la edificación universitaria, esto como una forma de compensación de la deuda que la UV contrajo con la región. Esto a fin de que en una segunda etapa, se haga una nueva licitación, invitando a las universidades para que presenten los proyectos.

Éste es uno de los tongos mas grandes de la la educación superior estatal chilena, pero que por el hecho de haber acontecido en regiones, pasó muy piola para la opinión pública nacional (que por desgracia la gran masa crítica esta en Santiago)

The Killers – “Somebody Told Me

PD2: Cito a mi pololiwi: “Con todas las universidades que eran sub-sedes de la Chile (salvo excepciones) no se hace una, su nivel es paupérrimo”.

¿El fin de la Historia?

No estoy haciendo referencia al libro de Francis Fukuyama, sino que a la nueva y “brillante” política del Ministerio de Educación de acortar las horas de Historia en los colegios, escuelas y liceos desde 5º Básico a 2º Medio.

Como Humanista que he sido, soy y seguiré siendo, francamente estoy enchuchado indignadísimo ante tamaña sandez cometida por la repartición del Estado encargada de la instrucción de nuestros connacionales, que lo único que hace es refirmar la opinión de Einstein sobre los deslindes de la estupidez humana.

A continuación, reproduciré íntegramente el texto del artículo que publicó en su página web el Doctor José Marín Riveros (quien tengo el honor de conocer en persona), catedrático de Historia Medieval PUC, UCV y UAI y discípulo del “maestro” don Héctor Herrera Cajas, quien fuera una eminencia de la Historia bizantina a nivel hispanoamericano.

REFORMA Y REDUCCIONISMO.

UNA REFLEXIÓN SOBRE EL EMPOBRECIMIENTO DE LA CULTURA HISTÓRICA QUE PROPONE EL MINEDUC.

La decisión del Mineduc de reducir las horas de enseñanza de la historia es lamentable aunque, hay que reconocerlo, no sorprende. De partida, hace tiempo ya que la asignatura (“subsector”) modificó su nombre (Estudio y Comprensión de la Sociedad; Historia y Ciencias Sociales), enfatizando contenidos que tienen a veces más relación con la sociología y la antropología, que con la historia; consecuentemente, se ha privilegiado el estudio del presente, de modo casi periodístico, en perjuicio del estudio del pasado, objeto del análisis histórico. En efecto, hace ya unos quince años que vemos cómo, paulatina pero consistentemente, se ha empobrecido la enseñanza de la historia en el mundo escolar, y es de temer que la historia termine desapareciendo completamente de los programas, en el mejor de los casos absorbida por otra disciplina o “subsector”.

Clío: La musa de la Historia

Quienes amamos esta disciplina sabemos la importancia de la formación histórica en la etapa escolar para desarrollar el amor por la historia; quienes conocemos la historia y su valor, sabemos que es vital poner en contacto a niños y jóvenes con las grandes creaciones históricas del pasado: al reducir la enseñanza de la historia universal (Egipto, Grecia, Roma, la Edad Media) y centrar la mirada sólo en la modernidad y el presente, los privamos de la seducción de lo épico y de una visión verdaderamente humanista de su entorno histórico. Mario Góngora ya lo sabía y aconsejaba estudiar Historia Universal para poder comprender mejor la Historia de Chile. Reducir la enseñanza de la historia, excluyendo tercer y cuarto medio, dados los actuales programas, supone claramente minimizar el estudio del pasado y privilegiar el presentismo. Este empobrecimiento de la formación escolar no tiene nada de humanista: es la proposición del utilitarista que, impelido por el “logro” de ciertos “estándares”, no vacila en pagar cualquier precio. Los cursos que se verán afectados por la medida son aquellos decisivos para los resultados de la prueba Simce, como es evidente. ¿No se puede, acaso, optimizar el uso eficiente de las horas asignadas a Lenguaje, para elevar el nivel de logro de los escolares? Y si es necesario mejorar la formación de los profesores para ello, ¿por qué no hacerlo? Se ha planteado que algunas horas de Lenguaje se dedicarán a lectura en Biblioteca y me pregunto, por una parte, ¿nuestras escuelas tienen bibliotecas que permitan cumplir con dicho objetivo? Y por otra, ¿y si ese tiempo se dedicara a leer obras de carácter histórico, cumpliendo un doble objetivo? Para ello bastaría coordinar a los profesores de historia y de lenguaje, una integración interdisciplinaria que actualmente, por cierto, es de la mayor relevancia en el ámbito académico y que se constituiría en un verdadero desafío para la enseñanza escolar y que sólo le reportaría beneficios. Por último, cabe señalar que este tipo de modificaciones afectan más gravemente a la educación pública, que no cuenta con la flexibilidad ni la capacidad de gestión ni los recursos de los establecimientos privados que tienen una cierta dosis de autonomía que les permite elaborar sus propios programas (de acuerdo a las directrices del Mineduc, eso sí), así como reasignación de horas de la JEC si fuera menester. Si lo último es efectivo, estaríamos frente a otra forma más de discriminación en la educación chilena, contribuyendo a aumentar la brecha entre aquellos que pueden “darse el lujo” de una formación humanista, íntegra e integral, y aquellos que no.

Heródoto: El padre de la Historia (para los que no lo sabían)

Finalmente, cabe suponer que en un corto plazo la Prueba de Historia de la PSU va a desaparecer, salvo claro está que el FMI o la OCDE exija mantenerla… Más temprano que tarde, bajo el argumento de la “pertinencia” de los contenidos, esta enésima reforma de la reforma, impactará en el currículum universitario de la formación de graduados y profesores de historia, por lo que es menester estar atentos, porque este tipo de situaciones terminan por afectar gravemente a la autonomía universitaria. Ésta no consiste, como muchos creen, simplemente en la inviolabilidad del claustro universitario ni en que la fuerza pública no pueda ingresar en sus campus. Verdaderamente la autonomía universitaria es mucho más que eso, de mucha más seriedad, gravedad y repercusiones. Es un non serviam. Se trata de resguardar la libertad intelectual, la libertad ex cathedra que otorga la autoridad fundada en el saber. Esa libertad es la que ha permitido a la universidad enfrentarse a quienquiera que haya querido instrumentalizarla para servir a sus intereses, y decirle con orgullo non serviam, no te serviré. Hubo un tiempo —y ya es triste tener que recordarlo— en que las universidades orientaban a la sociedad… ¿Qué pasó como para que hoy ellas no sean requeridas en el debate público sino, peor aún, acepten mansamente servir los intereses de las políticas públicas de turno? Hoy más que nunca hay que resguardar y acrecentar los espacios de libertad de la vida universitaria. ¿Cuál ha sido el rol de las instituciones universitarias en todo este proceso? ¿Hasta dónde pueden seguir las universidades mansamente las políticas del Mineduc so pretexto de los fondos que están en juego? En fin, son consideraciones que, por ahora, nos llevan muy lejos del problema de fondo (empobrecimiento de la cultura escolar), pero que, creo, involucran cuestiones que no se pueden seguir soslayando.

Tengo la impresión de que la opinión de los especialistas (en Historia, obviamente) tiene poco valor en este minuto. Tal como ocurrió hace algunos años con la Reforma Educacional y el FID, si se pide la opinión, es sólo para cumplir con una formalidad, pero alea iacta est. Tengo la impresión también, aunque es apriorística y se basa sólo en información de prensa, de que a los especialistas en realidad no se les consultó ni interesa hacerlo. No obstante, creo que es importante que las escuelas, departamentos o institutos de historia del país hagan ver al Mineduc su parecer, en cartas y columnas públicas, ya sea firmadas por sus Directores o, quizá, por sus Consejos de Profesores; pienso, también, que una declaración o suerte de manifiesto de los Decanos involucrados (en forma singular, pero también como cuerpo), podría ser relevante en esta materia. Me temo, como dije, que los especialistas ya hemos perdido muchos espacios de discusión, por “dejar hacer” a inexpertos, burócratas o legos en la materia (que probablemente actúan con puras buenas intenciones) y que recuperarlos es muy difícil; sin embargo, al menos debe quedar el testimonio público al respecto.

Tenemos que mantenernos alertas, atentos y vigilantes, pues la barbarie está siempre al acecho, asumiendo distintas formas: frivolidad, liviandad, trivialización, vulgaridad, intervención, relativismo, tibieza, pusilanimidad, etc. No les concedamos más espacio a los bárbaros. Quizá todavía es tiempo.

José Marín R.

Profesor

Blind Guardian – “The Bard’s Song” (cover coral de Van Canto)

Los Búfalos mojados eligieron Gran Jefe

Luis Riveros

Me acabo de enterar por la prensa que fue electo como el nuevo Gran Maestro de la Gran Logia de Chile por el período 2010-2014, el ex rector de la Universidad de Chile Luis Riveros Cornejo (sip, el mismo de la corbata de humita).

Señaló ex rector de la “Casa de Bello”, tras su triunfo, que “quiere cumplir con el programa prometido, dándole un papel mucho más activo a las regiones además de reformar un poco la institucionalidad para que sea acorde a los tiempos actuales y revisar a colegios dependientes de la masonería, para reforzar el vínculo de la institución con la educación….” entre otras cosas.

La Real Logia de los Búfalos Mojados del valle de Piedradura.

Aquí va la  pregunta del millón de dólares: ¿y que va a pasar con la Universidad La República?¿la dejará a su suerte o la respaldará?

Una de las cosas por las cuales estudié allí (y la hice mi “Alma mater“) es porque creí que la Universidad contaba con el respaldo de una institución humanista-laica, confiable y seria (según algunos amigos: el “poder fáctico” mas influyente del país), forjadora de centros de alta docencia tanto en Chile como en el resto del mundo.

Espero que después del gran cagazo papelón “ULARE-Gran Logia”, la francmasonería chilena encabezada ahora por Luis Riveros – y si realmente le interesa el tema de la educación – se ponga los pantalones respecto de la ULARE y haga lo que debió haber hecho hace años: convertirla de una vez por todas en la universidad librepensadora de Chile (tal como se promocionaba como “obra de acción masónica”).

Un clásico…

[picapp align=”center” wrap=”false” link=”term=freemasons&iid=3646720″ src=”9/2/d/d/Master_Masons_Certificate_b2a4.jpg?adImageId=12870737&imageId=3646720″ width=”467″ height=”594″ /]

Con razón la educación estatal está así

Estaba navegando en internet apaciblemente en esta tarde de verano, revisando el sitio web del Consorcio de Universidades del Estado de Chile, cuando me voy de espaldas al ver la siguiente información:

¿¡¿¡La Universidad de Talca, ubicada en la capital de la VII Región del Maule, queda en la VI Región del Libertador Gral. Bernardo O’Higgins!?!? ¿Talca ahora está en la VI Región?

Con razón la educación superior estatal chilena esta tan cagada, obvio, si como diría Yayo, el que está a cargo de la página web de la asociación de las universidades fiscales chilenas “es un pelotudo, mediocre, forro, incompetente hijo de puta que nadie sabe cómo llegó ahi un tipo como él….” con un pelmazo que hay que devolverlo con urgencia a la básica porque no sabe donde cresta está Talca… y lo peor de todo que a este conchudo le pagan, y creo que con plata de nuestros impuestos.

Gustavo Cerati – “Rapto