El Tabule (طبولة)

Dentro de las cosas ricas que se puede comer al almuerzo en estas épocas (algo barato, fresco y acorde a cuaresma) y eso lo he aprendido con los paisanos es un buen Tabule.

El plato es sencillísimo y no tiene mas ciencia que: tomate (preferentemente cortado en media lonja), lechuga, perejil picado muy finito, búrgol (una especie de trigo molido): se hace una ensalada, se aliña con jugo de limón, sal y aceite de oliva ¡listo!

Amr Diab  – “Tamally Maak

El Gaon

[picapp align=”center” wrap=”false” link=”term=korean+food&iid=1819829″ src=”http://view4.picapp.com/pictures.photo/image/1819829/south-korean-restaurants/south-korean-restaurants.jpg?size=500&imageId=1819829″ width=”500″ height=”334″ /]

Bulgogi after
Image by sunxez via Flickr

Cuando uno habla de Corea, y sobretodo de comida coreana altiro se le viene a la mente a uno el barrio Patronato, pero no, este no es el caso.

Este es un local mas ‘pro’, el Gaon, queda en Manquehue sur, tres cuadras al sur de Apoquindo por la vereda oriente, Un local de estética oriental bien minimalista, comimos con la mayo (fue una sorpresa para mi cumple) esa vez de entrada unas empanaditas  coreanas (parecidas a las “gyosas” japonesas), después nos fuimos al famoso Kimchi – repollo fermentado – algo así como una especie de “chucrut” coreano pero picante, pero un picante raro, era agridulce lo cual despues del rato de acostumbramiento es muy delicioso. Finalizando con el plato fuerte de la velada: el Bulgogi, que es una especie de parrillada coreana hecha de lomo vetado en tiritas sazonada con una salsa medio agridulce. Bien rico.

Algo caro, pero vale lo que pagas.

PD:Imperativo saber bien comer con palillos

Enhanced by Zemanta

Tarragona (ex Montserrat)

Una de las cosas que el ciudadano urbano debe tener conciencia (ese ente llamado “santiaguino”), es de aquellos lugares comunes dentro de la ciudad que llegan a ser verdaderos referentes de la misma, uno de aquellos se ubica a pasos del Kilómetro 0 (Plaza de Armas)… nada mas ni nada menos que “Pollos Tarragona” (conocido por los mas antiguos en otra época como “Pollos Montserrat”) ubicado en el Pasaje Phillips en pleno Portal Bulnes.

Allí se reúnen cantidad de oficinistas, estudiantes y otros seres del inframundo para comer papas fritas de respetable tamaño, espolvoreadas finamente con sal y generosamente aceitosas. (tabú para cualquier nutricionista). Es inexcusable no sentarse a comerlas (si hay espacio) en las “bancas macetero” ubicadas frente al susodicho boliche, con la estatua del apostol santo dándole la espalda y con las palomas como compañeras de comida que esperan impacientes por un pedacito de papa frita caída al suelo por ahí para que forme parte de su ingesta diaria….

En caso de que las bancas estén llenas, favor de cruzar la 21 de Mayo, para comerlas afanosamente mientras los ajedrecistas del orfeón de la Plaza de Armas, despliegan cuan pavo real su plumaje, sus estrategias de combate en el tablero.

De seguro te faltarán servilletas para limpiarte los dedos.

Roxette – “Joyride

El Charquicán

Si existe un platillo de la cocina de esta larga y angosta faja de tierra entre la cordillera y el mar (léase Chile) que, de sólo pensar en él ya hace que mis glándulas salivares trabajen a todo ritmo y los jugos gástricos comiencen a hacer su manifestación en el interior de mi estómago, ése es el noble charquicán.

Sobretodo en estas épocas de frío campante siempre viene bien este maravilloso guiso de papa, zapallo, carne, entre otros ingredientes.

Sucumbo ante este plato….y no perdono un charquicán mal hecho.

Sexual Democracia – “Buscando Chilenos” (Seeking Chileans)

If exist a dish in this long and thin strip of land called Chile who makes me salivate and activate the digestive juice of my stomach, this is the noble Charquicán.

Especially in this cold seasons always good this marvelous stew of potato, pumpkin, meat among other ingredients.

I Succumb before this dish and don’t forgive a wrong Charquicán.