Teodoro Ribera o El Estado de Derecho “cuando me conviene”

corte suprema

Image by action datsun via Flickr

Todo comenzó cuando el actual ministro de Justicia, Teodoro Ribera Neumamm – abogado, ex diputado UDI, Doctor en Derecho en la U. de Wüzburg y ex-rector de la Universidad austral- , anunció que el Gobierno – considerará los fallos de los jueces de garantía -entre otros ítems, que incluyen su “moralidad pública y privada”- antes de decidir su promoción.

Entrelíneas se puede leer lo siguiente:

“promoveremos a los jueces que nos sean serviles y leales”.

Ahggghgghghg, se me vienen inmediatamente a la mente epítetos de un muy grueso calibre  en contra de este secretario de Estado. Con estas declaraciones lo que está haciendo es socavar groseramente la independencia del Poder Judicial.

Acá hay un asunto que va mas de fondo:

NO SE PUEDE y NO SE DEBE hacer política pública por medio de una cuestión estrictamente técnico-meritocrática como es la designación de jueces. Hay algo que se debe tener muy presente:

Si se quiere mejorar la calidad de los fallos judiciales, necesariamente hay que mejorar la técnica legislativa (tener leyes de calidad), lo cual implica tener políticos de calidad.

La judicatura no está para tapar la incompetencia y la mediocridad de la llamada “clase política”.

Vayamos mas allá, supongamos que los jueces se ponen espartanos en sus resoluciones y aplican las mas altas penas privativas de libertad ¡¿¡¿Adónde van a meter a tanto huevón?!?! Esto es como en un juicio ejecutivo tener una linda sentencia de pago y no tener bienes con los cuales perseguir el pago de la deuda.

El sistema penitenciario está colapsado desde hace décadas ¿O quieren tener un nuevo “evento” como el de la cárcel de San Miguel? Tener un sistema carcelario decente es una responsabilidad del gobierno de turno (del color que sea) no del Poder judicial. Punto.

Whitesnake – “Judgement Day

Advertisements