"Edipo" de Konstantino Kavafis

Este poema como señalara don Miguel Castillo Didier, fue escrito después de la lectura de una descripción de la pintura de Gustave Moreau “Edipo y la Esfinge” (1864). Es decir, el poeta greco-alejandrino nunca vió el cuadro, se lo imaginó conforme se lo relataron.

Edipo

Sobre él la Esfinge se ha dejado caer
con dientes y con garras extendidas
y con toda la fiereza de la vida.
Cayó Edipo a su primera arremetida,
Lo atemorizó su primera aparición –
tal figura y tal modo de hablar
nunca hasta entonces las había imaginado.
Mas a pesar de que el monstruo apoya
sus dos patas en el pecho de Edipo,
éste rápidamente se repuso – y en absoluto
le teme ahora ya, pues tiene
lista la solución y vencerá.
Y sin embargo no se alegra por esta victoria
su mirada llena de melancolía
a la Esfinge no mira, ve mas allá
el estrecho camino que va a Tebas,
y que en Colono ha de terminar.
Y claramente presiente su alma
que la Esfinge allí le hablará de nuevo
con mas difíciles y mayores
enigmas que respuesta no tienen
.

Advertisements

Pluma suelta

Eternal pen

Image via Wikipedia

No sé escribir

O sea, sé escribir en el sentido de “Representar las palabras o las ideas con letras u otros signos trazados en papel u otra superficie” (si no no podría tener blog, obvio) pero carezco de técnica en cuanto a “Componer libros, discursos, etc

Admiro la gente que tiene talento innato para escribir, esa que es capaz que emocionarte con un par de frases (incluso menos), que es capaz de hacer de un acto sumamente cotidiano y pueril una historia de antología digna de ser recordada y contada. Aquello que a muchos les toma varias sesiones de Talleres Literarios (y harto dinero gastado en ello), Ferias del Libro y demases, a unos pocos escogidos solo les toma un instante siquiera de inspiración.

Y eso es nota en los Blogs que pululan en Internet, existen auténticos bodrios (como este cuchitril virtual) y otros que son auténticas joyitas. He encontrado algunas joyitas este ultimo tiempo realmente notables de gente variopinta que se han convertido de lectura obligada, verdaderos referentes, que dicho sea de paso, me los reservo por razones estrictamente personales jejejejeje.

Hay muchos que están concientes de ello y otros que no, una auténtica lástima, creo que uno de los suicidios (tirado a magnicidio) que uno puede cometer es negar su propio talento (en lo que sea)

A ellos les digo, dejen fluir su puto talento y sean felices de una buena vez.

Jovanotti – “A te

Cambio y fuera