Magallanes y "la fiesta del gas"

Punta Arenas, Chile.

Image via Wikipedia

Este año 2011 ha comenzado en materia política doméstica con una crisis política de proporciones: la “Crisis del Gas

Mi opinión al respecto es que no se le puede y no se les debe subir el gas a los magallánicos, Es más, se les debe subsidiar todo lo necesario para compensar el altísimo costo de vida que implica vivir por esos pagos, pero estos subsidios deben ser por ley. Es incomprensible que se haga política pública por medio de una empresa estatal como es la Empresa Nacional del Petróleo (ENAP).

El gas allá no sólo se utiliza para cocinar y calefaccionar la casa (porque el frio de mierda cala los huesos y sobretodo el viento son “de ciudado”), sino que también se utiliza para movilizarse (autos a gas natural), las industrias y el comercio funciona a base de gas.

Comprenderán entonces por qué el alza del gas es tan unánime y radicalmente rechazada, desde los comunistas hasta la UDI, desde la dueña de casa al Obispo católico de Punta Arenas, desde el alcalde al gremio de taxistas, etc.

He tenido compañeros de colegio y de universidad que son puntarenenses y una ex-polola cuya infancia y pubertad la vivió allá debido a que era hija de un oficial de la armada que fue destinado a la III Zona Naval. Eso me ha hecho formarme un cuadro bastante “testimonial” del asunto.

Mas que mal no hay que olvidarse que Punta Arenas es la segunda ciudad mas cara de Chile y zona extrema (por ende instituciones civiles y militares pagan una jugosa “asignación de zona” por ir a instalarse allí). Se salva de no ser la ciudad mas cara de Chile sólo por poseer “Zona Franca”. Aparte una de las ciudades con mayor cantidad de radiación UV dada su proximidad al hoyo de la capa de ozono.

Bandera Magallánica

Bernardo O’Higgins la tenía clara, tanto así que en su lecho de muerte en la Hacienda de Cañete en el Perú, lo último que musitó antes de expirar fue “Magallanes” denotando la importancia estratégica de dominar el paso transoceánico.

Como en el futuro habrán menos horas de historia, nadie sabrá esto.

Muchas veces nos tomamos a nosotros mismos como parámetro del mundo en el que vivimos, lo cual es un error. Acá en Santiago tenemos de todo y si bien no es en absoluto barato, por lo menos la cercanía hace que esté al alcance de la mano.

En Punta Arenas todo queda a la chucha del mundo, es un espacio abierto e indómito como escribía Francisco Coloane. Y en la Patagonia, Argentina está cruzando la pampa y no detrás de la cordillera por lo que el tráfico de chilenos y argentinos (todos patagones) cruzando la “frontera” es como cruzar Alameda con el Paseo Ahumada. Sin ir mas lejos hay gauchos chilenos y el fallecido presidente de Argentina Néstor Kirchner (natural de Río Gallegos) es hijo de chilena y específicamente de Puntarenense.

Por eso los magallánicos son como son, con bandera propia, con una mística particular, con parlamentarios de la zona, todo un ejemplo, no aceptan ni aguantan políticos “afuerinos” (al revés de los valdivianos que tienen como senadores a dos insignes políticos santiaguinos). Es por esto que desde Santiago (desde la UDI al Partido Comunista) no han sabido “leer políticamente” lo que ha pasado y lo que está pasando en Magallanes.

Esa visión decimonónica que a Chile se le gobierna exclusivamente desde Santiago desde el confortable sillón del segundo piso del Palacio de la Moneda y que desde “la capital” se le ordene a todo el país el qué, el cuándo, el cómo y el dónde hacer las cosas ha comenzado a caer en desgracia. Que a estas alturas del partido que el Presidente de la República tenga Intendentes Regionales como el antiguo y rancio Imperio Español tenía virreyes en sus dependencias ya no se explica y no se justifica. Enhorabuena.

Como lo conversaba con @rflorestoro, quizas ha llegado la hora de abrirse de una vez por todas a discutir que Chile sea un estado regional, estilo España.

Al final sería lo mas sano para Chile… Santiago incluido

Charly García – “No voy en tren” (solo para los que saben)

Advertisements

HidroAysén o Santiago es Chile

El otro día andaba por la 4 del Metro cuando repetían insistentemente (rayando en la invasividad) en las pantallas del tren el siguiente comercial:

Al final, para mis adentros exclamé: ¡¡¡ Huevones de mierda !!! Era que no, “Si Chile no duplica su energía desde hoy en diez años mas funcionará a medias“.

Digan las cosas como son:

La represa eléctrica de Aysén es para alimentar los requerimientos eléctricos de Santiago. Es Santiago es que funcionará a medias.

Implícitamente te están diciendo que Santiago es Chile, que si bien es fácticamente cierto, no es lo que debe ser.

El problema es el siguiente: la “Capital” consume muchísima mas cantidad de energía eléctrica de la que produce, entonces profita del famoso Sistema Interconectado Central (SIC) para abastecerse,en desmedro de las regiones que consumen muchísimo menos.

El SIC lo único que hace a la larga es aumentar la desigualdad económica entre Santiago y las regiones, manteniéndolas en el subdesarrollo.

La idea sería que cada región de Chile se auto-abasteciera, pero eso nos llevaría necesariamente a que para satisfacer la cada vez mas creciente demanda de electricidad de Santiago habría que echar mano a la siempre polémica Energía Nuclear.

Aunque en La Reina hay un reactor nuclear (y debajo de una falla geológica) y nadie dice nada. Santiago sería una suerte de Springfield, pero tercermundista.

Las energías solares y eólicas están muy bien bajo sistema de autoabastecimiento regional, pero bajo el centralista SIC es nada.

Pink Floyd – “Money