Abogado de turno

Lawyer Bashing Is Fun

Image by rkrichardson via Flickr

Ayer me llegó a la casa mientras almorzaba la notificación que durante el próximo mes seré abogado de turno en lo penal…..

Demás está decir que me parece que esta “Carga legal” me parece completamente absurda, carente de sentido, manifiestamente discriminatoria y abiertamente inconstitucional, ya que se está en presencia de una “trabajo forzoso y gratuito” (ergo, una esclavitud bajo condición).

Además el Estado se está enriquececiendo ilegítimamente por esta vía puesto que es deber constitucional del Estado – conforme al inciso final del Art. 1º CPR – el de brindar protección a la población (incluye protección jurídica) debiendo arbitrar los medios para otorgar asesoramiento y defensa jurídica a quienes no puedan procurárselos por sí mismos (Art. 19 Nº 3 inciso 2º CPR). Lo que hace el Estado por esta vía es externalizar el costo de pagar un abogado propio, designando a un abogado particular para cumpla forzosamente este deber del Estado (bajo apercibimiento de suspensión profesional de hasta 6 meses) y que lo haga gratis.

La situación que estaba destinada nominalmente a combatir injusticias crea mas injusticias:

  • ¿Es justo para una parte que paga los honorarios de su abogado, que su contendor se presente representado por un profesional del derecho y que éste le salga gratis? Esto, pensando en las causar penales en que hay querellantes particulares
  • ¿Es justo para el abogado, y sobretodo para el que recién esta titulado, en vías de armarse una clientela, tener que desatender por un tiempo sus causas ya que el Estado le exige que debe defender gratis por un cierto período? Esto es grave tomando en cuenta la “práctica profesional” (otra exacción ilegal del Estado por 6 meses gratis sin pagar siquiera una asignación de transporte y de alimentación)
  • ¿Que pasa si por turno le toca al abogado defender a alguien por lo cual tiene “objeción de conciencia”? Pensando en el caso de violadores de menores, o médicos abortistas.

En su origen esta institución se amparaba en que la oferta de abogados era bastante esmirriada – habían pocas escuelas de Derecho y por lo mismo los colegas cobraban bastante – y mucha gente no tenía el dinero suficiente para pagar a un abogado. La situación hoy es radicalmente distinta a cuando se creo esta figura legal.

Por último, es bastante fácil hacer caridad con lo ajeno, creo en el trabajo pro-bono, porque nace de la libre iniciativa particular de los abogados de brindar asesoría y defensa a aquellos que no pueden pagarle a un colega.

En lo que no creo, es en lo que hay en la actualidad, una patudez y sinvergüenzura del Estado.

The Clash – “I fought the law

Advertisements